El día sábado México ocupó el cuarto lugar en muertes por Covid en el mundo, por encima ya de Francia y España; pronto también desplazará a Italia para quedar en un penoso tercer lugar.

Rápidamente salió Gatell a culpar a los “malos hábitos” alimenticios y a las “empresas que se han enriquecido por la venta de productos dañinos para la salud.”

La responsabilidad otra vez es de todos menos de ellos, de un gobierno incapaz de manejar una pandemia y mucho menos de asumir una responsabilidad.

Pero les falla la memoria, hay que recordarles que en 2019 se despidieron a 10,000 médicos y enfermeras del sector salud porque: la austeridad republicana. Hay que recordarles también que antes de la pandemia ya se señalaba que el INSABI no tenía reglas de operación y que había sido un error desmantelar el Seguro Popular sin tener un plan establecido para iniciar las operaciones del Insabi.

Más allá de esto, México tenía lo que muchos países no tuvieron: información anticipada. Desde China y después de Europa se comenzó a informar al resto del mundo los temas críticos. Así nos enteramos TODOS que las personas más vulnerables eran los adultos mayores y aquellos con problemas de hipertensión y algunos otros problemas de salud relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

México tenía la información: sabía que su población era población en riesgo por ser un país con problemas de sobrepeso y obesidad. Sabía que habían desmantelado el seguro popular, sabía de los despidos. Lo único que quedaba hacer era lo que no hizo: prevención.

La OMS señaló una y otra vez medidas como el uso de tapabocas, el aislamiento y las famosas pruebas rápidas como medidas para detener la propagación del virus.

¿Qué hizo el gobierno? Aplaudir que Gatell (por decisiones políticas y no de salud) tomara exactamente las decisiones contrarias: salgan, el tapabocas no funciona, las pruebas no funcionan.

Día tras día se quejaron de ser “atacados” por voces que lo único que les decían es: así no es.

Las consecuencias hasta el día de hoy de seguir una estrategia política y no de salud, de no escuchar a los expertos internacionales son 30,000 personas muertas.

No, no se equivoque Dr. Gatell, México tenía todo para disminuir los contagios y los únicos responsables de las muertes son ustedes.